25 años de dodecateísmo


La religión griega está escrita, por más que no en un libro único, sus fuentes han sobrevivido y han llegado a nosotros. Es, como toda religión, eminentemente social.
Como cualquier creencia, la reconstrucción y posterior interpretación que hace el creyente, es principalmente individual. Entonces, ¿por qué compartirla?

Muchos de los lectores de obras, narraciones, mitos y leyendas llegan aquí aturdidos de información y colapsados con su significado. Pocos podéis ver un cuerpo organizado de concepciones, fiestas y ceremonias que les den un sentido.

Nuestros 25 años de dodecateísmo han ido consolidando una sucesión relativamente estable de fiestas y celebraciones acordes con el panteísmo helénico. Quisiéramos compartirlas desde una concepción actual. 

No concebimos el panteísmo o dodecateísmo como una religión antigua, sino como una creencia del siglo XXI, tan actual como el sol que nos ilumina. Por eso no estamos intentando resucitar la religión de los sacrificios y peplos, sino que estamos encontrando, cada uno de nosotros, nuestro camino hacia una comunión con la naturaleza.