Ir al contenido principal

"El tabú de ser gay en el deporte" por R. Carretero

En septiembre de 1991, el entonces jugador del Real Madrid Míchel le tocó repetidamente los genitales a un rival del Valladolid justo antes de un córner. Lo hizo, seguramente, para provocarle o despistarle, pero aquel gesto ha perseguido a Míchel desde entonces. Aún hoy, 22 años después y ya como entrenador, sigue escuchando el grito de "Míchel, Míchel, maricón, maricón" allá donde va. 

No es el único al que se le dedican esas palabras en el mundo del deporte, especialmente en el fútbol. Guti, Guardiola o Cristiano Ronaldo también lo han escuchado. 

Aprovechando la celebración del Orgullo Gay 2013, los colectivos de gays y lesbianas aseguran que gritos de ese tipo y la inacción siguiente es una de las razones por las que tan pocos deportistas han salido del armario en el mundo. En España, que en los últimos años ha dominado un gran número de disciplinas deportivas, todavía ningún atleta de élite ha admitido públicamente ser homosexual. "Cuando la tenista Martina Navratilova reconoció su homosexualidad, algunos deportistas más salieron del armario, pero en España no sucedió lo mismo", apunta Rubén López, responsable de la comisión de deportes de la Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales 

"En los campos hay una impunidad total en este tema. Cuando a un deportista le llaman negro, siempre hay quejas y denuncias públicas. Pero cuando se llama maricón a alguien no protesta nadie porque parece que pondrían en duda su heterosexualidad. No se atreven ni a opinar", señala López. 

Hay casos que demuestran que López tiene parte de razón. Por ejemplo, el portero del Bayern de Múnich, Manuel Neuer, animó en 2011 a los futbolistas gays a salir del armario. Automáticamente, los aficionados dieron por hecho que él mismo era homosexual. En España, el exfutbolista Aitor Ocio posó en la portada de la revista Zero y generó comentarios similares. 

JULIO MUÑOZ: ¿Y DÓNDE ESTÁN LOS FUTBOLISTAS HOMOSEXUALES?

López añade que algunas declaraciones de los propios futbolistas tampoco ayudan a normalizar la situación. Hace un año, por ejemplo, el italiano Antonio Cassano fue multado tras decir: "Espero que no haya homosexuales en el equipo. Si los hay, problema de ellos". Joaquín Caparrós, actual entrenador del Levante, zanjó el tema con esta afirmación: "No hay futbolistas españoles gays, por eso no salen del armario". 

"Queremos mostrar que somos muy 'modernos', pero aún queda mucho trecho por andar. No hay nada más que ver en un partido de fútbol base cómo padres insultan a niños rivales de su hijo, ¡y son niños! Pues imagina en el fútbol profesional. Nos creemos con derecho a criticarlo todo, a insultar sin miramientos… ¿Qué necesidad tiene un futbolista de darle más motivos a la afición contraria y que no le dejen respirar en ningún partido?", explica Zoraida Rodríguez, psicóloga deportiva. 

Para Rodríguez, el tema de la homosexualidad es más complicado en los deportes que se juegan en equipo. "Cuando practicas deporte individual compites contra ti mismo y no tienes compañeros de equipo a los que te tengas que amoldar ni influyen en tu juego. Los deportes individuales no están tan asociados a ese componente de batalla campal que a veces es el fútbol". 

 Jacques Schoofs, presidente de Panteres Grogues, el único club español que participa en el mundial de fútbol gay, no comprende por qué en España aún ningún deportista de élite ha salido del armario, dado que estadísticamente (se calcula que un 10% de la población no es heterosexual) tiene que haber atletas homosexuales y "España es un país bastante liberado en este sentido". 

 Schoofs admite que haría falta más trabajo de concienciación por parte de las instituciones. Rubén López, de la FELGTB, también lo cree así y asegura que aunque han realizado propuestas de este tipo al Consejo Superior de Deportes (CSD), estos no "han hecho nada"

Fuentes del CSD consultadas por El Huffington Post, admiten que "iniciativas en este sentido no hay ninguna". "Hay programas contra abusos sexuales, de igualdad de género o contra el racismo, pero relacionado con la homosexualidad no hay nada". Aseguran que "no es por nada", sólo que "no se ha tenido constancia de que haya necesidad ni conocimiento de ninguna denuncia". "Es algo tan normal que no ha habido necesidad de atacar ahí", afirman.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La noche de las velas

La noche de las velas es una noche de luna llena consagrada a las nueve Musas: Calíope, Clío, Erato, Euterpe, Melpómene, Polimnia, Talía, Terpsícore y Urania. Para ello, se encienden nueve velas o cirios, uno por musa y se dejan arder durante buena parte de la noche. Luego, esas velas consagradas serán utilizadas para otros ritos a lo largo del año. Las velas de las musas iluminan la habitación entre los hilos de humo que dibuja el incienso. Hubo un tiempo donde las artes se consideraron relacionadas con la divinidad. Las musas -de ahí deriva la palabra música- conectaban al Hombre mortal con lo divino. Hijas predilectas de Zeus, cada una encarnaba una manifestación artística diferente. Veneradas por los hombres en busca de su inspiración, utilizaban a los mortales como medios para expresarse. Bajo esta concepción, el Hombre es un medio y no el artífice de la obra y las obras artísticas se emparentan bajo una misma fuerza. Hoy concebimos una obra como producto de un

A Midsummer Night's Dream

“If we shadows have offended, Think but this, and all is mended, That you have but slumbered here While these visions did appear. And this weak and idle theme, No more yielding but a dream, Gentles, do not reprehend: If you pardon, we will mend: And, as I am an honest Puck, If we have unearned luck Now to 'scape the serpent's tongue, We will make amends ere long; Else the Puck a liar call; So, good night unto you all. Give me your hands, if we be friends, And Robin shall restore amends.” William Shakespeare, A Midsummer Night's Dream

Las confesiones de la noche gay

No importa tu género ni tu orientación sexual, podrás hacer tuya nuestras voces si conoces la noche y el ambiente. Tampoco te fijes si eres gay, lesbiana o bisexual, hoy simplificaremos pacíficamente toda la variedad en un único grupo. Es noche abierta y abandonas la comodidad de tu casa para relacionarte con otra gente, qué pasa cuando se acaba la hora del sexo ¿también eres homosexual fuera de la cama? Al menos teóricamente, los gays han creado espacios exclusivos que facilitan el encuentro entre iguales. Esto sucede sobre todo en las grandes ciudades de Occidente, en las cuales los gays, a pesar de ser una minoría social, han podido superar el dictamen de la norma y consolidarse como grupo. Hablamos de los chats, discos, bares, saunas, cines, zonas de ligue y encuentro que forman el ambiente gay. Ahora bien, a medida que han avanzado las décadas, el ambiente parece ser un invento que ha dejado insatisfechos a muchos homosexuales, hasta el punto que para algunos, el orgu