Moraleja


Danny Boyle, el director artístico de la ceremonia inaugural de los Juegos del verano del 2012, se enfrentaba al reto de las comparaciones con la espectacular apertura de los juegos olímpicos Beijing 2008 y sus apabullantes movimientos de masas. Y su opción fue hacer todo lo contrario. “Durante los ensayos nos explicó que él quería que se viera el poder de la gente como individuo dentro de un grupo. Cada uno de nosotros se tenía que actuar como un individuo”, explica Anxo Cereiro Roibás, voluntario en la ceremonia de apertura de London 2012. 

 Tal vez es el gran valor que Occidente aún conserva sobre Oriente: nuestro individualismo. Todos somos únicos y diferentes y eso nos hace iguales. Uniformar esa variable ha sido la empresa de algunos gobiernos y será el objetivo de muchos más, pero lo indivisible e irrepetible es nuestra constante y riqueza. Nadie acabará con ello sin acabar con nuestra vida.

One Response so far.

  1. “Be not afeard; the isle is full of noises,
    Sounds, and sweet airs, that give delight and hurt not.
    Sometimes a thousand twangling instruments
    Will hum about mine ears; and sometime voices,
    That, if I then had waked after long sleep,
    Will make me sleep again: and then, in dreaming,
    The clouds methought would open, and show riches
    Ready to drop upon me; that, when I waked,
    I cried to dream again.”
    ― William Shakespeare, The Tempest.