Fatal Excited Delirium


Luis Pavecio aparece en televisión hablando de la muerte de su pareja, Juan Alberto Castro (Buenos Aires, 13/I/1971 - 5/III/2004). Hoy han pasado casi ocho años de aquella muerte pero, como sucede en Argentina con cierta frecuencia, nada está claro.

Si la familia de Castro quería saber con certeza qué ocurrió, tal vez lo mejor hubiese sido llevar a los responsables de la salud mental de Castro, su psiquiatra y su acompañante terapéutica, a juicio. Por el contrario, en abril de 2010, la familia del periodista prefirió llegar a un acuerdo con ambos para que estos no tengan que asistir a un juicio oral.

¿De qué murió el periodista Juan Castro? Pues según la versión oficial de "fatal excited delirium" o "delirio agitado", un cuadro psicótico agudo causado por el consumo de sustancias estupefacientes. Esa misma certificación  relata que Juan, después de destrozar el mobiliario de su vivienda, careciendo de reflejos, se lanza al vacío desde un primer piso.

Posteriormente ingresa a un hospital porteño con un pronóstico poco favorable: politraumatismo craneal y doble fractura expuesta de miembro inferior izquierdo.

Luis Pavecio comenta que la versión oficial "le genera muchas dudas". No sólo porque a Juan "nunca lo vi delirando" sino por el estado en el que se encontraba la vivienda de Castro: estaba "todo destrozado, la cantidad de sangre que había dentro del departamento". "Había sangre en la cama", "en las paredes los dedos así marcados de sangre, había sangre en el baño". 

La fiscal, cuando Pavecio declara, afirma que "Juan no tiene ningún tipo de reflejos" al caer al vacío. Y Pavecio se hace las siguientes preguntas: "¿cómo salta y se tira del balcón si no tiene reflejos? Y si "cae de cabeza como una lanza, como dijo el Dr Jacobi" ¿por qué "tiene las dos piernas fracturadas"?

Luis Pavecio entra en la vivienda siguiendo una orden de la fiscal y ve a "diez peritos que entran sin guantes tocando todo y moviendo todo de lugar".

En la web se comenta que Juan Castro se topó los Servicios de Inteligencia en relación a unas supuestas fotos que involucrarían sentimentalmente a la actual presidenta de Argentina, la Sra Kirchner con el entonces senador Augusto Alasino.

En realidad, si la teoría fuera cierta, es posible que la carrera política de Cristina Krichner no hubiera sido la misma de darse a conocer las polémicas fotos.

Por otro lado, la teoría que involucra a la presidenta de forma directa con la muerte de Castro es obscena (e incluye dos llamados previos al allanamiento que, de ser verídicos, son fácilmente comprobables: uno es del entonces presidente de la nación, Néstor Kirchner, y otro del diputado nacional Miguel Bonasso).

El problema es que hablamos de Argentina, un país de alto riesgo para el periodismo incisivo.

He sido íntimo amigo de la hija de un ex-ministro de Salud y Acción Social. Ella contaba con pelos y señales cómo su padre había sido asesinado y, posteriormente, su muerte había sido encubierta y reportada por los medios como "accidente".

Si el propio presidente de la Nación, el entonces célebre y primermundista Carlos Menem, tuvo que callar los gritos de Zulema Yoma cuando ella afirmaba que nadie hacía nada cuando habían matado a su propio hijo, Carlos Menem Jr. ¿Qué puede esperar Luis Pavecio de la justicia argentina? Otro fatal excited delirium.