Alí Baba y los tres catalanes


01/02/2006
Como muchos sabrán, hace un año hemos comenzado un nuevo ciclo en la política ""española"". Y la verdad es que, desde este blog, no hemos hecho lo suficiente para celebrarlo.
Hace unas cuantas semanas admitíamos que las instituciones políticas estatales se habían convertido en un obsceno circo de intereses nacionalistas. Triste cosa. Pero antes de eso, en Cataluña, el equipo de Maragall, en su ambiciosa desesperación por gobernar, extendió la mano a los buitres para formar gobierno. Y de esas nubes, estas tormentas.

Yo no se por qué tanta gente que asiste a las urnas y está enteradilla -aunque entre tantas reuniones secretas, la verdad es que ya nadie sabe nada- se sorprende al constatar que alimentar alimañas como Carod Rovira acaba engrandeciéndolas y, para colmo, pasa factura: pronto muerden la mano de quien les dio de comer.
Cuando se armó el tripartito, los politólogos dijeron que un rey de tres cabezas es un monstruo. ¿Por qué? Porque no necesariamente piensa más, pero seguramente come por tres.
Claro que si el PSOE estrecha una alianza con independentistas como los de ERC y los españoles no la vieron venir, ahora ya es tarde para cualquier cosa que no sea lamentarse.
En realidad aquello fue tan extremo como si el PNV ocupara sillas en la Moncloa. Es por ello que hemos de interpretar los acontecimientos actuales relacionándolos con las peculiaridades de ese acuerdo; así, el desarme del Archivo de Salamanca es sólo un síntoma de cómo los partidos catalanistas cobran por dar soporte a Maragall. Aquí nadie dice que es malo devolver lo robado a su legítimo dueño, es más, sería maravilloso poder deshacer todo el daño que hizo Franco al conjunto de los españoles durante la dictadura, pero lamentablemente no es posible. El pasado no se retoca ni se altera con las acciones presentes. Como podemos ver, traer “los papeles” a Barcelona no borra los abusos cometidos, sino que distorsiona su valor actual.
Y es tal el revuelo que se ha armado con esto que a estas alturas cualquiera con ojo estará montando su empresa de mudanzas en la ciudad condal, porque si empezamos con los traslados, esto va a ser un segmento comercial en alza. ¡La cantidad de documentos que los condados catalanes han robado de la corona de Aragón y del reino de Valencia! Un ejemplo: las Capitulaciones del Descubrimiento de América firmados por el valenciano Lluís de Santàngel.

¿Entonces esto va a colapsar las carreteras nacionales? No, no os engañéis, no se trata de devolver todo el patrimonio cultural a su lugar de origen, sino de devolver favores. Y es por eso que, en estos días, todos los cargamentos que llegan llenos a Barcelona, vuelven vacíos.
Ahora, la sonrisita de hiena de los dirigentes de ERC en un día como hoy, en el que los “papeles de Salamanca” han llegado a Cataluña, es irritante. Más aún si oímos los rumores de los polacos de que “los documentos han llegado mutilados”.
Y es que quien alimenta a una banda de mafiosos (3%) en señal de agradecimiento por los favores prestados se olvida de que, cuando comienzan las peleas por el repartimiento del botín, hasta Alí Baba temía perder la cabeza en la disputa.